Estereo Amor | Porque el Amor es Asi…

Un taxista de la ciudad de Belice fue enviado a prisión por delitos con armas de fuego, dice que solo estaba tratando de proteger a su familia.

Nicole Quilter

Un taxista de la ciudad de Belice fue enviado a prisión por delitos con armas de fuego, dice que solo estaba tratando de proteger a su familia. Ernie Zelaya, de 45 años, compareció ante el Tribunal de Primera Instancia de la Ciudad de Belice acusado de un cargo de tenencia de arma de fuego sin licencia y un cargo de tenencia de munición sin licencia. Inicialmente, Zelaya se declaró culpable y comenzó a explicar que recientemente había sido agredido y temía por su vida. En un momento dado, Zelaya se emocionó en el tribunal y el magistrado suspendió la sesión durante una hora para darle tiempo a recomponerse. Cambió su declaración a no culpable cuando regresó del descanso. Debido a la naturaleza del delito, no se le pudo ofrecer la libertad bajo fianza en primera instancia y permanecera en prisión preventiva en la Prisión Central de Belice hasta el 24 de agosto. La policía había detenido a Zelaya entre las millas 6 y 7 de la carretera Phillip Goldson después de la medianoche del viernes pasado mientras conducía sin las luces encendidas. Los agentes registraron a Zelaya y no encontraron nada incriminatorio, por lo que registraron su vehículo donde encontraron una pistola 380 oxidada con dos cartuchos reales.