Estereo Amor | Porque el Amor es Asi…

Seis mujeres y un menor que presuntamente estuvieron involucrados en una pelea afuera del Shisha Lounge comparecieron ante el tribunal por alteración del orden público.

Nicole Quilter

Seis mujeres y un menor que presuntamente estuvieron involucrados en una pelea afuera del Shisha Lounge comparecieron ante el tribunal por alteración del orden público. Britney Ann Teichroeb, 29 años, LeAnn Beth Teichroeb, Delsy Black, 30 años, Kiana Mitchell Dawson, 22 años, Nolberta Pau, 22 años, Nellisha, 18 años Tillett y una joven de 17 años comparecieron sin representación ante un magistrado en el tribunal, donde se les leyó un solo cargo cada uno de alteración del orden público. En el tribunal, las hermanas Teichroeb, Britney, LeAnn y Black, se declararon inocentes, mientras que Dawson, Tillett, Pau y la menor se declararon culpables. A Dawson, Tillett y Pau (las mujeres que se declararon culpables) se les impuso una sentencia sin privación de libertad de una multa de 100 dólares cada una más 5 dólares de multa judicial, que se les ordenó pagar antes del 3 de mayo en defecto de un mes de prisión. Las mujeres deben regresar ante el tribunal el 30 de abril. A las tres mujeres que se declararon inocentes se les ofreció una fianza de 200 dólares cada una más una fianza del mismo importe que cumplieron. A Nolberta Pau se le leyó un cargo adicional por agresión común. Pau se declaró inocente del cargo de agresión común y se le ofreció una fianza de 300 dólares más una fianza del mismo importe con condiciones para la fianza. Su caso fue aplazado para el 27 de mayo. En lo que respecta a la menor que se declaró culpable en presencia de una trabajadora social y su madre, su caso fue aplazado hasta el 30 de abril. Se alega que el domingo 17 de marzo las mujeres estaban involucradas en un acto ilegal, una pelea en Newtown Barracks afuera de Shisha Lounge que fue capturada en video. El video circuló en las redes sociales y llamó la atención del Departamento de Policía de Belice. Britney Teichroeb y Nolberta Pau fueron detenidas por la policía mientras las otras mujeres se entregaron bajo custodia.