Estereo Amor | Porque el Amor es Asi…

residente de Ceaser Ridge visitó nuestro estudio para presentar una denuncia contra el Departamento de Policía de Belice tras la promulgación del Estado de Emergencia en la Ciudad de Belice.

Nicole Quilter

Un residente de Ceaser Ridge visitó nuestro estudio  para presentar una denuncia contra el Departamento de Policía de Belice tras la promulgación del Estado de Emergencia en la Ciudad de Belice. La residente, Ashley Flowers, dice que abrió su puerta alrededor de las 6 a.m. del martes después de escuchar a los agentes de policía afuera. Flowers dice que no sabía que se había declarado el estado de emergencia, por lo que cuestionó las intenciones de los agentes y trató de cooperar con ellos. Alega que dos agentes la agredieron físicamente, apuntaron con un arma a su novio que se estaba duchando y luego se marcharon sin detener a nadie ni encontrar nada ilegal. Esto es lo que ella nos dijo.

Voz de: Ashley Flowers, residente de la ciudad de Belice

“Mientras los hacía entrar al domicilio les dije mañana y les pregunté qué estaban buscando y si podía ayudarlos. No hay respuesta, solo una señora responde y le pregunta a usted y a quién vive aquí. Sólo mi hijo, mi novio y mi abuelo. Pero realmente podría saber qué está pasando y cómo podría ayudar. Entonces, ella preguntó, ¿quién es tu camino y cuál es tu nombre? Entonces dije que está en el baño duchándose, pero solo quiero saber qué está pasando, no hay respuesta. Fue entonces cuando uno de los agentes empezó a patear y pisotear la puerta y lograron abrirla. Mi novio simplemente se levanta los pantalones, ni siquiera tenía boxers ni nada por el estilo. Mientras abren la puerta de una patada, grita manos arriba, levanta la mano. Fue entonces cuando saqué mi teléfono, porque estaba cooperando con los oficiales. Pero me llevaron al siguiente punto en el que estaba siendo irrespetuoso y usando obscenidades y le preguntaba al oficial por qué le apuntaría con el arma a la cara. Cuando notó que la persona en el baño no era quien estaba buscando, salió de allí y comenzó a caminar en mi dirección. Comencé a retroceder porque él estaba en mi cara. No sabía que era un estado de emergencia hasta que empezó a estrangularme y me dijo si no sé qué es un estado de emergencia. Después de estrangularme, me apedreó entre una estufa y unas herramientas que tenía mi papá y me pateó en el costado y me dio un puñetazo en la cara. Todavía tengo hinchazón en el costado de la cabeza y rasguños y moretones en el costado del estómago”.

Flowers le dijo a  que buscó atención médica por sus lesiones y que actualmente toma analgésicos. También alega que una mujer policía le apretó el hombro con fuerza y sólo la soltó cuando les informó que padecía una afección cardíaca. Flowers agregó que sus derechos fueron violados y espera tener su día en la corte.