Estereo Amor | Porque el Amor es Asi…

El Servicio Nacional de Bomberos (NFS) hace un llamamiento al público para que esté consciente de las prácticas inseguras que pueden provocar incendios

Nicole Quilter

El Servicio Nacional de Bomberos (NFS) hace un llamamiento al público para que esté consciente de las prácticas inseguras que pueden provocar incendios después de que un incendio doméstico se cobrara la vida de una mujer joven y su hijo. El incendio en la calle Raccoon el viernes pasado se cobró la vida de Malika August, de dieciocho años, y de su hijo Zaylon August, de dos años. El supervisor de la estación de bomberos de la ciudad de Belice, Kenneth Mortis, dice que un factor clave que llevó a la muerte de la mujer y su hijo fue el hecho de que la casa tenía solo una entrada y una salida. Mortis dice que este nunca debería ser el caso de una casa, ya que representa un riesgo grave para los ocupantes en caso de una emergencia.

La investigación del NFS concluyó que Malika August se había quedado dormida y que el origen del incendio era una estufa desatendida. Mientras intentaban escapar del incendio, la mujer y su hijo sufrieron quemaduras. A pesar de la cirugía de emergencia en el Hospital Karl Heusner, el bebé Zaylon murió el sábado 27 de abril. Malika August murió el domingo 28 de abril en la unidad de cuidados intensivos del KHMH.