Estereo Amor | Porque el Amor es Asi…

Colegio de Abogados exige que la Prisión Central de Belice aborde las violaciones de los derechos de los reclusos

Nicole Quilter

El Colegio de Abogados de Belice está pidiendo a la Prisión Central de Belice que aborde las preocupaciones planteadas por la abogada Leslie Méndez sobre la violación de los derechos de los reclusos. Según Méndez, los guardias le negaron el acceso para reunirse con un recluso, diciendo que su falda era demasiado corta, lo que viola el código de vestimenta de la prisión. Sostiene que los guardias aplicaron selectivamente el código de vestimenta después de que ella se negó a que registraran documentos confidenciales relacionados con reclamaciones presentadas contra la junta de libertad condicional de la prisión. El incidente ocurrió hace 40 días, pero recién hoy la asociación emitió un comunicado diciendo que la violación del código de vestimenta no era asunto suyo sino más bien la implicación de que a los reclusos se les estaba negando el acceso a un abogado. En su declaración, la asociación escribió, cito, “es importante para nosotros afirmar que sería gravemente preocupante si la Prisión Central de Belice, o cualquiera de sus empleados, utilizara tácticas encubiertas y veladas para socavar los derechos legales de los prisioneros encarcelados, especialmente su derecho a hablar con sus representantes legales. Las reglas de la Prisión Central de Belice no deben utilizarse para humillar a los representantes legales ni para restar valor a la representación significativa de los encarcelados”, fin de la cita. El director de la prisión, Virgilio Murillo, dice que le tomó por sorpresa que el tema fuera noticia esta semana, ya que sentía que él y Méndez habían resuelto el asunto en mayo. Sostiene que las cárceles de todo el mundo tienen códigos de vestimenta estrictos que se aplican independientemente de quién ingrese al recinto. Murillo dice que la afirmación de que los guardias estaban respondiendo al reclamo contra la junta de libertad condicional simplemente no es cierta.

Virgilio Murillo, Director, Prisión Central de Belice: “Revisé mi texto y noté que era del 1 de mayo. Y sí, nos desahogamos. Ella me dijo lo insatisfecha que estaba. Y le dije, ya sabes, lo siento, pero es un ambiente. Obviamente tenía una falda que llegaba por encima de la rodilla. E incluso lo que llamas medias negras, ya sabes, todavía no era apropiado. Y ciertamente la falda además de estar por encima de la rodilla, ciertamente tenía una abertura en el frente. Entonces eso no es propicio para la prisión. Y teníamos que hacerlo, o tenemos una política o no la tenemos. Y esa era la posición de la prisión. Entonces no queríamos que ella visitara al recluso de esa manera. Ya sabes, la afirmación de que la prisión está usando eso para humillar o negar, humillar al abogado porque yo también vi eso, o negarle al prisionero su derecho a acceder a representación legal. Quiero decir, ante todo, quiero aclarar que este prisionero Actualmente se encuentra cumpliendo condena. Ha sido debidamente declarado culpable de cometer un crimen atroz en la sociedad y está cumpliendo una condena por ello. Y su sentencia aún no se ha ejecutado hasta dentro de unos años. Así que no es que no haya sido condenado o que esté en espera de juicio. Eso es lo primero y lo más importante. Y la representación legal que ahora busca es la de intentar obtener su libertad condicional. Y, ya sabes, pero la gente, los guardias, los oficiales que están en el puesto de control bajo ninguna circunstancia, porque vi algo en el sentido de que ella dice que cree o piensa que estamos haciendo eso porque está tomando la libertad condicional. tablero a la corte. Los oficiales que tengo en el puesto de control allí ni siquiera saben que hay alguna demanda de la Sra. Méndez contra la junta de libertad condicional porque no es contra Kolbe per se, es contra la junta de libertad condicional. Porque esas son cosas que no se discuten con mi personal subalterno. Eso es más o menos algo que queda entre yo como director y mis otros colegas que forman parte de la junta de libertad condicional”.

Murillo también dijo que Méndez visita el penal desde hace alrededor de diez años y conoce el reglamento.