Estereo Amor | Porque el Amor es Asi…

Chester Williams, las operaciones que se extienden por los distritos del norte, particularmente a lo largo de la orilla del río.

Nicole Quilter

La semana pasada, la guerra entre cárteles alcanzó nuevos niveles en Quintana Roo, México, y creó una sensación de inseguridad para algunos beliceños que viajan allí con frecuencia. Para desalentar el aumento de la actividad de los cárteles a lo largo de la frontera norte, las autoridades policiales de Belice también han reforzado su presencia en el lado beliceño de esa frontera.  el comisionado de policía, Chester Williams, explicó que las operaciones se extienden por los distritos del norte, particularmente a lo largo de la orilla del río. Y en respuesta a una sugerencia del líder de la oposición, Moses Shyne Barrow, Williams explicó por qué no se puede incluir a la sociedad civil en el proceso.

Chester Williams, comisionado de policía

“Ciertamente hemos intensificado nuestra presencia en la zona. El fin de semana hice un recorrido por la zona. Hice varias observaciones y las pondré en un documento y lo presentaré al Gabinete con recomendaciones en términos de qué adicionales. Creo que podemos realizar esfuerzos en la zona para mejorar el nivel de seguridad de nuestra gente, y ahí es donde nos encontramos ahora. Esta es una operación muy sensible que estamos llevando a cabo y, debido a la naturaleza de las operaciones, no podemos incluir a ONG o personas que no sean parte del aparato de seguridad en la planificación por varias razones. Quizás también tenga que ver con la seguridad de esas personas. Porque una vez que la gente llega a comprender quiénes son partes en un plan contra ellos, se convierten en un objetivo. Y entonces no haríamos eso. Y así mismo poder asegurar la confidencialidad en cuanto a cómo se van a ejecutar las operaciones. Una vez más, tiene que haber confidencialidad porque la seguridad de nuestras tropas sobre el terreno es importante. Esta es una operación muy sensible que estamos llevando a cabo y, debido a la naturaleza de las operaciones, no podemos incluir en la planificación a ONG o personas que no sean parte del aparato de seguridad por varias razones. Quizás también tenga que ver con la seguridad de esas personas. Porque una vez que la gente llega a comprender quiénes son partes en un plan contra ellos, se convierten en un objetivo. Y entonces no haríamos eso. Y así mismo poder asegurar la confidencialidad en cuanto a cómo se van a ejecutar las operaciones. Una vez más, tiene que haber confidencialidad porque la seguridad de nuestras tropas en el terreno es importante”.