Estereo Amor | Porque el Amor es Asi…

Anthony “Boots” Martínez dice que el Departamento de Elecciones y Límites se equivocó al rechazar su petición de destitución y amenaza con llevar el asunto a los tribunales.

Nicole Quilter

Anthony “Boots” Martínez dice que el Departamento de Elecciones y Límites se equivocó al rechazar su petición de destitución y amenaza con llevar el asunto a los tribunales. Como informamos, el 21 de marzo la oficina de la Gobernadora General le escribió a Martínez informándole que la petición de destitución contra el representante del área de Port Loyola, Gilroy Usher, fracasó. La carta decía que la Directora Electoral completó el proceso de verificación de las 1654 firmas presentadas y rechazó 265 de ellas, dejando a Martínez sin 96 firmas para alcanzar el umbral. Según el departamento, 188 firmas no coincidían con el registro electoral y de los electores registrados. Sin embargo, según Martínez, el departamento podría haber tomado otras medidas para verificar las firmas. El político retirado dice que pasó las últimas dos semanas visitando a 118 de las personas y les hizo firmar una declaración jurada en presencia de jueces de paz para confirmar que habían firmado la petición. Luego, Martínez reunió las declaraciones personales y las entregó hoy al departamento junto con una carta de su abogado Richard “Dickie” Bradley a la directora electoral Josephine Tamai. Martínez explicó que la carta busca solicitarle a Tamia que revise las firmas para verificar que efectivamente cumplió con el umbral para activar una destitución contra Usher. Martínez agregó que si bien cree firmemente que la Directora de Elecciones y Límites falló en sus deberes, no tiene la impresión de que esté siendo influenciada por fuerzas externas dentro de la arena política. Nuestra sala de redacción contactó al otro abogado de Martínez, el abogado principal Dean Barrow, quien afirmó que está completamente de acuerdo con Martínez.