Estereo Amor | Porque el Amor es Asi…

Enviada Especial Briceño, requiere un recordatorio a los hombres y mujeres para que dejen de ignorar las señales de alerta.

Nicole Quilter

Mientras la ciudad de Belmopán todavía está procesando el cruel ataque, algunos en la ciudad de Belice también están asumiendo el asesinato/suicidio del fin de semana en el que murió la administradora de la ciudad, Stephanie Lindo-Garbutt. Es una tragedia que, según la Enviada Especial Briceño, requiere un recordatorio a los hombres y mujeres para que dejen de ignorar las señales de alerta.

Rossana Briceño, Enviada Especial para el Desarrollo de la Familia y la Infancia: “Ese es un punto débil. Esa es una situación muy emotiva para todos en Belice. Siento que ahora más que nunca necesitamos ser los guardianes de nuestras hermanas, los guardianes de nuestros hermanos porque no sabemos por lo que estamos pasando, por lo que están pasando nuestras hermanas, por lo que están pasando nuestros compañeros de trabajo. Entonces creo que esta situación, este asesinato, este suicidio es un despertar para que nos demos cuenta de que debemos ser más observadores. Necesitamos escuchar a nuestros compañeros de trabajo. Hay tantas señales de alerta que buscar. Muchas, muchas veces no pedimos ayuda directamente, pero si conocemos las señales de alerta, sé que podemos salvar más vidas. Así que ahora se trata de ser los guardianes de nuestra hermana mucho más que nunca”.